Las elecciones y los tiempos últimos

La tradición escatológica del ­cristianismo, la de los tiempos últimos –una que le dio a Occidente la idea de que la historia tendrá un fin–, habla de un tiempo anterior al del final de los tiempos –del que no sabemos nada: “Nadie sabe ni el día ni la hora”–, de un tiempo que la escatología llama el tiempo del fin.

En el fondo cada día es el tiempo del fin. Sin embargo, hay momentos en la historia –crisis civilizatorias– que hacen que ese tiempo sea casi absoluto. Es un tiempo donde la moral y la política llegaron a tal grado de descomposición, que sólo imperan la anomia, la violencia, la corrupción y la brutalidad de la fuerza; es un tiempo donde el futuro como posibilidad está casi cerrado.

El tiempo por el que hoy atraviesa México es de esa naturaleza: asesinatos, desapariciones, fosas clandestinas, impunidad, ausencia de legalidad, colusión de las instituciones con el crimen organizado y estado de excepción, un tiempo anómico y violento.

Frente a él, la ilusión de las elecciones, como una manera de escapar, ha vuelto a apoderarse del imaginario público. Incapaz de enfrentar con valentía este tiempo del fin, la imaginación pública, acicateada por los partidos, la propaganda, el dinero y los medios de comunicación, nos imputa una vez más la ilusión de que cambiando de gobierno el tiempo del fin –que desde hace más de una década se ha vuelto cotidiano y cada vez más estrecho– terminará. Sin embargo, lo que en realidad haremos será convalidar la misma realidad, volverla más infernal y estrecha, como ha sucedido en las últimas elecciones.

La historia nos enseña que cuando ese tiempo del fin ha surgido en la historia humana o, en otras palabras, cuando las grandes crisis civilizatorias aparecen –pienso en la caída del imperio romano o en la conquista de México– y no es posible una revolución, no queda más camino que la rebelión. Ella, a diferencia de la revolución, que –dicen Marx y Engels en La ideología alemana– tiene por objeto crear otras instituciones, es –dicen también ellos– un esfuerzo por apartarse de ellas (tal vez ese sea el sentido de esa enigmática frase de Jesús: “No resistan el mal”, una forma de la desobediencia civil de Gandhi) o, en otras palabras, un esfuerzo por irse a las márgenes y en ellas preservar el sentido de la vida.

No es otra cosa lo que a lo largo de la historia nos mostraron, por ejemplo, las primeras comunidades cristianas frente al tiempo del fin de la persecución del imperio romano o los padres del desierto frente al tiempo del fin que veían en el maridaje de la Iglesia con el poder de ese imperio, o ciertos grupos indígenas frente al tiempo del fin de la conquista; esos grupos se apartaron, denunciaron y se negaron a reproducir las condiciones que lo generaban.

Ante la imposibilidad de reunir lo que he llamado la reserva moral del país en un verdadero frente ciudadano para, mediante una revolución no-violenta en las urnas, refundar a la nación creando nuevas instituciones, lo que nos queda a algunos es la rebelión. Una forma de ella, que evita ser cómplice de la anomia, es no ir a las urnas en las próximas elecciones, es negarse a resistir incluso bajo el engaño de las candidaturas independientes, es apartarse.

El asunto –asumámoslo con crudeza– no depende de un grupo de personas de buenas intenciones. El asunto, como sucede en toda crisis civilizatoria, está en las estructuras políticas que se corrompieron y que ya no tienen manera de reordenarse; el asunto es, como hoy decimos, sistémico y ese sistema debe desmoronarse, llegar al tiempo de su final para dejar paso a aquello que ha preservado el sentido.

Recordemos que fueron esos grupos los que, al rebelarse, se colocaron en las márgenes de su tiempo del fin y, cuando el fin del tiempo sucedió –es decir, cuando lo caduco de las instituciones de su época terminó de desmoronarse– impidieron que el mundo se deshiciera. Así sucedió con los padres del desierto después de la caída del imperio romano: ocuparon Europa con sus monasterios y la salvaron de la barbarie. Así ha sucedido con el levantamiento indígena de 1994: situados desde hace 500 años en las márgenes del Estado, la rebelión indígena comenzó a nombrar el sentido en medio del desmoronamiento del sistema, manteniéndose en las márgenes con sus caracoles.

En este tiempo del fin mexicano, la forma que algunos tenemos para precipitar el final del tiempo y darle una oportunidad a lo que pervive en las márgenes y preserva el sentido, es abstenerse de ir a las urnas, negarse a la ilusión que los partidos y los candidatos independientes nos prometen, negarse a creer lo que ya no es creíble y sólo prolongará el horror del tiempo del fin.

Ante la imposibilidad de lo que Marx soñaba: una revolución; ante lo necesario en México: una revolución no-violenta, y ante la intoxicada ilusión de que desde las partidocracias y las elecciones podemos reformar lo irreformable y romper con el horror del tiempo del fin, la no resistencia de la rebelión que Marx y Engels definieron bien al citar a ese anarquista-ético que fue Georg ­Kuhlmann: “No deben marchar y destruir (yo agregaría, o reformar) lo que se presenta como un obstáculo en el camino, sino esquivarlo (…) cuando lo hayan esquivado dejará de existir para sí mismo, porque no encontrará alimento”.

Además opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, detener la guerra, liberar a las autodefensas de Mireles y a todos los presos políticos, hacer justicia a las víctimas de la violencia, juzgar a gobernadores y funcionarios criminales y refundar el INE.


Ciudadanos comprometen su voto útil para el candidato de la coalición
Va Victor Raúl Hernández por reelecion de Jacatepec ...
Rechaza AMLO estar en contra de Iglesia católica ...
Aire limpio ¡ya!, otra demanda para el Poder Judicial ...

Danos tus comentarios

Danos tu comentario

General

Va Victor Raúl Hernández por reelecion de Jacatepec

El Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana IEEPCO dio a conoce...

Rechaza AMLO estar en contra de Iglesia católica

Andrés Manuel López Obrador dijo que además de las mentiras que se difunden a...

Votar por Cristabel Matus es votar por un Tuxtepec que avanza

Aprovechar el primer minuto del día que iniciaron las campañas y hacerlo rodea...

Revoca Tribunal Electoral registro de candidatos a Diputados Locales

Al resolver el Juicio para la Protección de los Derechos Político Elec...

Dan de alta a Lupita, la bebé que fue violada en Chilixtlahuaca, Oaxaca

Llegó con anemia, inestable emocionalmente, con mucho dolor y lesiones de grave...


Junto a las familias oaxaqueñas, vamos a cambiar la narrativa del estado: RBCC

Seis colonias de la capital del estado recorrió ayer el futuro Senador de Oaxac...

Alumnos insensibles y ciudadanos ignorantes, una estrategia gubernamental

“La niñez y los jóvenes no solo carecen de formación y sensibilizac...

2 - 5

Va Victor Raúl Hernández por reelecion de Jacatepec

May 19, 2018 El Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana IEEPCO dio a conoce...

Los profesores son un motor de desarrollo: Beto Ramírez

May 15, 2018 El diputado local del distrito 01 Acatlán, Beto Ramírez expresó su felicitaci...

En grande festejan a madres de familia en Jalapa de Díaz

May 14, 2018 Mazatecas de San Felipe Jalapa de Díaz, fueron festejadas en un acto en...

Oaxaca

¡Los oaxaqueños queremos ver a Raúl en el senado! May 19, 2018 ¡Los oaxaqueños queremos ver a Raúl en el Senado!, aseguraron vecinas y vecin...
Revoca Tribunal Electoral registro de candidatos a Diputados Locales May 19, 2018 Al resolver el Juicio para la Protección de los Derechos Político Elec...
Reportan tres ejecuciones en la Sierra Sur de Oaxaca por probable conflicto agrario May 19, 2018 La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) confirmó tres personas sin vida en ...
Ocultan cifras de abuso sexual infantil en Oaxaca May 19, 2018 Quienes desde la sociedad civil organizada trabajan para la prevención del abus...
IEEPCO, sin recursos para proceso electoral; piden 150 mdp May 18, 2018 El Consejero Presidente del Instituto Estatal Electoral y de Participaci...
3 - 5